Bekia Viajes

Usuario:

Contraseña:

América del Norte / Estados Unidos
 
 
RUTA DE ESTRELLAS

El Teatro Kodak, el Teatro Chino Grauman y Hollywood Boulevard: un paseo por los escenarios de los Oscar

Cada último domingo de febrero las estrellas se dan cita en Hollywood Boulevard para celebrar los Oscars, día en el que Los Angeles se convierte en el centro del mundo.
 

Cada año desde 1929, Hollywood Boulevard despliega su alfombra roja para recibir a las estrellas de cine con motivo de la celebración de los Premios Oscar de la Academia de Cine de Hollywood, una cita con el séptimo arte que convierte a la ciudad de Los Angeles en el centro del mundo.

Varios han sido los escenarios en los que los actores, directores, productores y demás profesionales han recogido la preciada estatuilla, siendo el primero de ellos el Hollywood Roosevelt Hotel, un establecimiento hotelero inaugurado en 1927 que continúa funcionando en la actualidad.

Más tarde, la gala pasó a organizarse en el Dorothy Chandler Pavilion, en el Pantages Theatre, en el Shrine Auditorium, en el Hotel Biltmore, en el Santa Monica Civic Auditorium, en el Hotel Ambassador, en el Teatro Chino Grauman y desde 2002 en el Teatro Kodak, sede actual en la que cada año se pronuncia "And the Oscar goes to…"

Los Angeles, tierra de estrellas


De todas estas sedes, las más destacadas son el Teatro Chino Grauman y el Teatro Kodak, templos del séptimo arte que todo viajero debería visitar en Los Angeles para sentirse una estrella y dejarse llevar por los sueños de Hollywood.


El Teatro Chino Grauman fue inaugurado en 1927 y en la actualidad acoge a lo largo del año numerosos estrenos cinematográficos. Este icono de Hollywood tuvo el honor de acoger los Oscars entre 1944 y 1946, pero además aloja en su entrada las huellas que los intérpretes plasman para la historia. Asimismo, el teatro puede ser visitado por unos 13 dólares.

Por su parte, el Teatro Kodak, que actualmente se llama Dolby, unió su historia a la de la cinematografía después de organizar los Premios Oscar, que todos los años se celebran en su escenario desde que se inauguró, en noviembre de 2001. Desde entonces, cada último domingo de febrero se despliega una imponente alfombra roja por la que desfilan las estrellas del séptimo arte de Hollywood y de otras partes del mundo.

El común de los mortales no puede acceder a este recinto, aunque los más afortunados contemplan a los actores y actrices de Hollywood caminando hacia el Kodak. No obstante, el viajero que no se encuentra en Los Angeles durante la celebración de los Oscar puede visitar este teatro todos los días de la semana por un precio de entre 10 y 15 dólares.


Finalmente, para coronar el camino por el universo de las leyendas e iconos de Hollywood no hay nada mejor que pasear a lo largo de Hollywood Boulevard en el conocido como Paseo de la Fama, donde a cada paso que se da se tiene el privilegio de pisar las estrellas que poseen españoles como Julio Iglesias, Antonio Moreno, José Iturbi, Antonio Banderas y Penélope Cruz.
Guillermo Álvarez Corrales | 24 de Febrero de 2013